Nov 2016

La histórica visita de estado al Reino Unido del presidente colombiano Juan Manuel Santos culminó con una reunión con mujeres colombianas que trabajan por la paz en todo Londres, donde reiteró su compromiso de hallarle una solución pacífica a los más de 50 año de guerra en Colombia.

El presidente Santos se encontró con las mujeres, muchas de las cuales se vieron forzadas a huir del conflicto, en un evento comunitario organizado por la Embajada de Colombia como parte de su visita oficial al Reino Unido.   

Todas las mujeres pertenecen a la Comisión de Verdad, Memoria y Reconciliación de las mujeres colombianas en la diáspora (CVMR), una iniciativa apoyada por  Conciliation Resources que reúne a las mujeres para que compartan sus historias y memorias y exijan tener voz  en el proceso de paz colombiano. Helga Flamtermesky es la  Asociada del Programa de Colombia de Conciliation Resources:

Es necesario incluir los relatos de la comunidad de  migrantes colombianos en el proceso de paz. Este evento fue una gran oportunidad para que se escucharan las voces de las mujeres y nos complace inmensamente que el presidente Santos haya reconocido y valorado sus luchas y sus esperanzas de paz.

Queremos participar en la construcción del futuro de Colombia; queremos dejar de ser madres e hijas de la guerra y convertirnos en madres, hijas y abuelas de la paz.

Durante el evento, el presidente Santos habló de su determinación de seguir trabajando a favor de la paz en Colombia y de la importancia de poner a las víctimas en el centro del proceso de paz, tanto en Colombia como en el resto del mundo. Dijo que haber escuchado los testimonios de las víctimas le había dado el valor para seguir trabajando por la paz. 

Para las mujeres, compartir estos testimonios también es parte importante del proceso de sanación. La abogada Marta Hinestroza, miembro de la CVMR y asilada en el Reino Unido desde 2002 tras huir de Colombia amenazada de muerte por los paramilitares, afirmó:

A nivel psicológico, la CVMR nos ha enriquecido mucho a todas nosotras porque implica recordar y esto significa sanar. Recordamos los episodios dolorosos de nuestras vidas con el fin de lograr un presente que mire hacia el futuro, hacia la construcción de un mejor futuro.

 

Todas las mujeres de la CVMR asistieron al evento vestidas de blanco y llevaban flores blancas como símbolo de paz. Le entregaron al presidente Santos una colección de sus propios poemas – historias de migración y esperanza de paz en Colombia. Como señaló Marta:

Esta reunión con el presidente es el comienzo de algo. Ahora el gobierno colombiano sabe que existimos, que estamos decididas, que somos capaces de hacer cosas– ahora podemos expresarnos.

Para obtener más información vea este cortometraje o visite www.c-r.org/TMRC